fbpx
KRAUT | Cursos on line - Preguntas comunes
Juan Pablo Herrera

Juan Pablo Herrera

Músico - Productor - Técnico de Grabación & Mezcla

Cómo grabar un disco en estudio sin perder la cabeza en el intento

Así como no caben deudas de que una de las experiencias más lindas en la vida de un músico es plasmar su arte en una grabación, también es seguro de que este no es un proceso que podamos hacer muy seguido. Confeccioné esta resumida guía con la intención de ahorrarte un poco de tiempo, dinero, y dolores de cabeza. Espero sirva.

ANTES

Tu música:

Conoce a fondo tus canciones y tu parte en el instrumento.
Ensaya mucho y toma consciencia de cada arreglo.
Graba ensayos y escucha. Eso es fundamental para evaluar si los arreglos son funcionales y cumplen el objetivo musical que buscas. Dedica tiempo a probar alternativas y decidir por los elementos que hagan a la canción más ‘efectiva’. Esto es ni más ni menos que un proceso de pre-producción.
No dejes nada librado al azar.

Ten en cuenta que, a no ser que seas solista, tu instrumento forma parte de un todo. Cada músico debe tocar en función de la canción. Lo importante no son los elementos en sí sino cómo éstos interactúan para fortalecer la canción.

Tu instrumento:

Es fundamental que tu instrumento se encuentre en perfecto estado de mantenimiento y rinda al 100% al momento de registrarlo en una grabación. De otra forma, tanto tu ejecución como el sonido del disco, se deslucirán a causa de los defectos que presente.

BATERÍA:
Recomendamos altamente el asesoramiento de un Drum Doctor, ya que la batería es uno de los instrumentos más complejos a la hora de grabar además de tener un rol importantísimo, teniendo en cuenta que sobre su sonido se ‘edificará’ el resto de la construcción musical, y en la mayoría de los casos se graba en la primera sesión.

GUITARRA – BAJO:KRAUT | Cursos online - Trémolo
El igual que con la batería, recomendamos la intervención de un luthier que revise los instrumentos de cuerdas antes de la grabación, para comprobar la calibración y el buen estado de los componentes electrónicos del mismo.
Mas que recomendable que estos instrumentos cuenten con encordados nuevos al momento de grabar. Cuanto más usadas las cuerdas, menos brillo y color tendrá el instrumento. Por otro lado, las cuerdas deberían ser reemplazadas al menos con una semana de anticipación a la fecha de grabación, para darles tiempo a estirarse lo suficiente y que no se desafinen constantemente. (La afinación deberá comprobarse a cada toma).

TECLADOS:
Más que conveniente chequear el estado de todas las entradas/salidas del instrumento (audio, MIDI, pedales, etc). Tener en claro los sonidos o presets que van a utilizarse y en lo posible llevarlos anotados. Preparar los mismos con anterioridad a la grabación, despojándolos de todo ‘efecto’ estético (innecesario a la hora de la grabación, siempre y cuando pueda ser agregado luego en el proceso de mezcla).

VOCES:
Es fundamental llegar descansad@ a la sesión de voces. El cansancio se refleja en nuestra voz, y por lo tanto se grabará en la toma. Es muy aconsejable realizar ejercicios previos de calentamiento de garganta y relajación de los músculos de la espalda y cuello. Es conveniente ingerir líquidos antes y durante la grabación. Preferentemente, no ingerir alimentos hasta, a más tardar, unas horas antes de la grabación.

 


DURANTE

En el estudio:

Trata de sentirte ‘como en tu casa’. El personal del estudio debería propiciar que así sea.
Estar relajad@ al momento de grabar es fundamental, ya que lo que transmites mediante las canciones está íntimamente ligado a tus sentimientos, sensaciones y emociones. Si estás incómod@ mientras grabas, ésto se reflejará en el resultado final, y por lo tanto no quedarás del todo conforme con el trabajo.
Algunos tips que te ayudarán a estar tranquil@ son, por ejemplo: descansar bien antes de las sesiones; tener perfectamente sabido lo que ejecutarás para ahorrar tomas de regrabación y así reducir el estrés; no extender las sesiones por más de 6 u 8 horas, y si se extendieran contar con más descansos intermedios; etc.

El proceso:

Entrar al estudio supone una inversión, tanto en tiempo como en dinero. Por lo tanto, este implica que el proceso deba tomarse con seriedad, disciplina y organización; y así poder arribar a mejores resultados.
Durante la grabación, deberás enfocarte en tus canciones, y ser organizad@ para descartar cualquier otra cosa que pudiera distraerte.

Algunos consejos: precalentar para tomar seguridad antes de comenzar (puede ser tocar un poco el instrumento o bien realizar ejercicios de vocalización si eres el cantante); evitar los celulares, la comunicación o las visitas de gente que no esté dentro del proyecto, y que pudiera distraerte con otros temas.

Es fundamental encontrar el balance entre técnica y sentimiento (o expresividad). Los dos aspectos son importantes y ninguno debería excluir al otro. Deberías buscar que tus emociones al interpretar cada canción se mezclan con una buena ejecución al momento de la toma.
Para lograr esto, intenta seguir los siguientes consejos:

– Si te equivocas en una toma, procura seguirla hasta finalizarla. Luego podrás regrabar el/los pasajes que hayan salido mal. Por una parte, no cortarás la interpretación y por otra parte, evitarás el desgaste que supone volver a comenzar de cero cuando surge un pequeño error. Eso agota fácilmente tanto a músicos como a técnicos.

– Graba tomas extra. Luego podrás elegir lo mejor de cada una para armar tu toma final.

– Desecha el pensamiento de ‘lo arreglamos en la mezcla’. Eso te ubicará en una zona de ‘conformidad’ y de pereza que te impedirá dar lo mejor de ti por la canción. Además, te obligará a invertir innecesariamente más tiempo y dinero al momento de la mezcla.

– Reconoce el agotamiento. Si tienes cansancio tu ejecución se verá afectada y esto hará que demores más aún en lograr un resultado que te satisfaga. Reconoce el cansancio y tómate un tiempo antes de la siguiente toma.

– Si bien se puden sugerir y/o agregar nuevas ideas a las canciones, evita que sean partes complejas o que cambien radicalmente lo que ya habías probado. Eso te hará perder el tiempo en ensayar. Recuerda que casi siempre, lo más simple es lo más eficaz.

– Ten una actitud positiva en todo momento. No pierdas la paciencia. Si ves que algo no sale como esperabas, intenta seguir con otras partes para luego retomar, y así evitar pérdidas de tiempo que te produzcan ansiedad y/o nerviosismo.

 

KRAUT | Cursos online - Control Room Estudios Hollywood

 


DESPUÉS

La mezcla:

Aunque tengas pocos o ningún conocimiento sobre sonido profesional, sabrás que mezclar los temas no es sólo un ajuste de volumen y paneo para conseguir un buen LR, claro y compacto.
Cada pista lleva una serie de procesos y/o efectos que se agregan para conseguir ese sonido profesional, como el de los discos que nos gustan. y aquí es donde se hacen notar las buenas manos y oídos del técnic@ de grabación. En la mezcla se añaden compresores, reverbs, ecos, excitadores, limitadores, puertas de ruidos, delays, etc. pero no se hace magia.
Es fundamental haber logrado un buen sonido en las tomas y haber tomado el tiempo y las precauciones necesarias para que la mezcla sólo se trate de ‘pulir’ el sonido y no de corregir errores.

Estar o no estar:

En general, el proceso de mezcla lo realiza el técnic@ en soledad.KRAUT | Cursos online - Pro Tools 12
Normalmente lleva tantas o más horas que el proceso de grabación y es muy difícil llegar a coincidir con varias personas para organizarse con los horarios.
Si la comunicación con el técnic@ fue la adecuada, sabrá el sonido que estás buscando para tu disco.
Por eso, siempre será mejor dejarlo trabajar y cuando haya terminado, sólo quedarán algunos ajustes para hacer. Ahí será donde entren tus opiniones y las de tu banda.
Por supuesto que cada técnic@/estudio trabaja a su manera en cuanto a estas políticas, así que no sería mala idea que esto se hable antes de empezar con el proyecto.

Cuando quieras o te pidan opinar:
Comenta y pide todo lo que se te ocurra, pero hazlo con tus palabras.
No trates de comunicarte con lenguaje técnico a no ser que sepas exactamente qué es lo que estás diciendo.
Explica con tus palabras lo que estás buscando. Seguramente el técnic@ sabrá traducir lo que quieres en datos, usando 4 botones.
Es importante que en las primeras escuchas pongas atención en tu instrumento y te fijes bien en tus partes.
Una vez que estés conforme con eso, olvídate de lo tuyo y comienza a escuchar el conjunto.

El objetivo de la mezcla no es que cada instrumento suene perfecto individualmente, sino que cada uno haga lo suyo y ocupe el lugar necesario para contribuir al bien de la canción.

La masterización (o mastering):

Si no estás muy relacionad@ con el mundo del audio profesional, el término masterización puede parecerte un palabra de otro idioma.
Una vez terminada la mezcla se obtiene un resultado. El proyecto mezclado es una pista estéreo de cada canción.
Casi podría decirse que el trabajo está terminado, si no fuera por un pequeño gran retoque.
El proceso de mastering es como la sal en la comida.. o como la frutilla del postre.
Siempre vale la pena masterizar.
Si no tienes experiencia en el tema, sólo te vas a dar cuenta de esto cuando escuches tu música masterizada.
Este proceso elevará la calidad del audio a un nivel muy superior.

El proceso básico de masterización, consiste en procesar al audio pasando por una cadena de compresión y ecualizacón de mastering. Dependiendo de las prestaciones y la envergadura de cada estudio, esta cadena de mastering puede ser de una forma u otra. Si el estudio es chico o mediano, probablemente usen plugins o algunos pequeños procesadores hardware. Si se trata de un gran estudio, especializado en mastering, probablemente la cadena de audio valga unos cuantos miles de dólares.
De todas formas, lo importante en cualquier caso es que el resultado sea el esperado. En la mayoría de los estudios puedes pedir una muestra anticipada y sin costo para evaluarlo.

 


CONSULTA

Ante cualquier duda:

Nunca supongas. Siempre consulta.
No tienes por qué saber sobre el proceso de grabación ni estar al tanto de todo lo que implica; por eso, ante la menor duda, siempre consulta. No des nada por hecho.
Por último (y no por eso menos importante), grabes donde grabes, trata de dar con alguien a quien le interese lo que haces.
Siempre llegarás a mejores resultados si trabajas con un equipo de gente que se involucre.. al fin y al cabo, lo más importante en todo esto es la música.

¡BUENA GRABACIÓN!

El estudio:
http://www.kraut.com.ar | estudio@kraut.com.ar

Nuestros cursos presenciales:
http://www.krautcursosdesonido.com.ar | cursos@kraut.com.ar

Nuestros cursos online:
https://www.krautcursosonline.com | info@krautcursosonline.com

Comparte este artículo

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on print

VALORA NUESTRO TRABAJO

¿Qué te pareció este contenido?

Calificación promedio 0 / 5. Votos totales 0

Sin votos aún.. Déjanos el primero!

¿Te gustaría saber más acerca nuestro?

Visítanos en las redes sociales

Ouch.. Lo lamentamos..

Quisiéramos mejorar

Cuéntanos qué nos hace falta

Déjanos tu comentario

avatar
  Suscribirme  
Avisarme sobre
Volver arriba